Imagen de la tierra vista desde el espacio

 Hace más de doscientos años, James Hutton calificó el planeta Tierra como un superorganismo viviente y sugirió que su estudio se realizara desde la fisiología (ciencia biológica que estudia las funciones de los seres orgánicos). James Lovelock decidió nombrar Gaia al superorganismo planeta Tierra, compuesto por los seres vivientes, los mares, la atmósfera y el suelo.

La idea de Gaia como un ente vivo es, en muchos sentidos, perturbadora. Además de terreno fecundo para la ciencia ficción: ¿Podría tener Gaia conciencia de sí misma? ¿Somos los seres humanos la cúspide de su evolución? ¿O quizá somos una enfermedad que debe erradicar?

Escribe un relato inspirado en esta hipótesis.

Imagen de Arek Socha vía Pixabay

Estadísticas

Visitas del artículo
49133